17 ene. 2010

LA RIOJA. ALGO MAS QUE VINO. 2ª PARTE


Desde Logroño nos podemos dirigir y visitar Calahorra y desde aquí seguir hacia Arnedo y Arnedillo. Desde Arnedillo seguiremos por una carretera estrecha y llena de curvas hasta el pueblo de Enciso. Ya solo el viaje merece la pena porque circularemos entre montañas observando paisajes de gran belleza. En Enciso se encuentra el mayor yacimiento de icnitas,(huellas de dinosaurios), de Europa. Aquí se pueden ver reproducciones de dinosaurios a tamaño natural, que harán las delicias de los mas pequeños y por que no también de los mayores. Se pueden hacer visitas guiadas donde nos explicaran todo lo relacionado con el mundo prehistórico en esa zona. Podemos rematar la visita con un paseo por el pueblo que aunque pequeño parece sacado de un cuento.

Volviendo sobre nuestros pasos y desde Najera, parte una carretera también sinuosa llegaremos al monasterio de Valvanera. Este, esta enclavado en un paraje casi aislado en plena Sierra de la Demanda. También alberga un hotel donde seguramente se tendrá una estancia la mar de tranquila, ya que el paraje invita al pleno relax.

No podemos abandonar La Rioja sin visitar Haro y por supuesto degustar alguno de sus famosos vinos, algo que se nos recuerda permanentemente, ya que el paisaje Riojano se compone en gran medida de extensos campos de viñedos.

Una recomendación es visitar el museo de la Dinastía Vivancos, donde podremos aprender todo lo relacionado con el mundo de la enología, desde que se planta la uva hasta que se transforma en el mas interesante de los vinos. Hay que ir con tiempo ya que el museo es enorme y al final nos obsequian con una degustacion de vino.

Este museo se encuentra cerca del pueblo de Briones, del cual no podemos irnos sin visitarlo,ya que es realmente bonito.

Aunque no pertenezca a La Rioja si no a Alava, merece la pena acercarnos hasta Laguardia, recorrer con detenimiento sus callejuelas medievales y porque no visitar alguna bodega. Desde aqui se puede admirar un espectacular paisaje de la Rioja Alavesa con sus extensos campos plagados de viñedos, que dan color a la tierra.

Seguramente quedan muchas cosas en el tintero ya que aun hay zonas de La Rioja que quedan por visitar como la zona de Los Cameros etc, pero como siempre digo, hay que dejar algún motivo para volver, y sobre todo a esta zona ,donde hay que destacar la amabilidad de sus gentes que en todo momento se esmeraban al máximo en dar explicaciones e indicaciones de lugares de interés que visitar. Esta es una visita a uno de esos RINCONES que te deja muy buen sabor de boca, en este caso por doble partida. No se si me explico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario