30 dic. 2010

RUTA DE LOS MONJES.

La Ruta de los Monjes parte del pueblo de Ribadelago y termina en San Martín de Castañeda.
Ribadelago de encuentra en uno de los margenes del lago de Sanabria y San Martín en la montaña encima del lago, por lo que la mayoría de la ruta es en ascenso pero con dificultad baja.
Su distancia es de aproximadamente 3 kilómetros con un desnivel de 292 metros.
La ruta transcurre por una antigua senda que usaban los monjes que habitaban en San Martín de Castañeda para bajar a Ribadelago. En ella podemos encontrar imagenes tan bonitas como esta en la que vemos como caen cascadas justo en mitad del camino, por lo que debemos ingeniarnoslas para sortearlas sin mojarnos lo que resulta también bastante divertido, sobre todo a los niños. Esta imagen esta tomada en diciembre por lo que encontramos bastante agua a lo largo del camino, quizá en otra época del año no haya tanta pero tampoco seria tan pintoresco, además en esta época del año si hace buen día es ideal.

Otra imagen de la ruta en la que se observa la cantidad de agua que baja y como la senda transcurre por un tupido bosque, aunque tranquilos que esta perfectamente señalizada con unas balizas azules por lo que si no nos salimos del camino es difícil perderse.


El hecho de caminar por este espeso bosque inmerso en el silencio y solo roto por el rumor del agua al caer, hace que la ruta sea sobre todo muy relajante. Da la sensacion de estar perdido en medio de la inmensidad del bosque y lejos del contacto con la civilizacion, sensacion que aunque a algunos les parezca opresiva a otros les proporciona tranquilidad. De todas formas es muy recomendable realizar esta ruta y aunque no tengamos o busquemos sensaciones tan profundas, seguro que pasaremos un buen día.

Un consejo, lo ideal es comenzarla por la mañana a una hora lo suficiente temprana para que nos de tiempo a volver por la misma senda ya que en San Martín no ha otro medio de transporte para que nos regrese a Ribadelago ya que si decidimos rodear el lago serian unos 10 kilómetros mas que, aunque merece la pena, ya hay que estar mas en forma.




Desde Ribadelago parte también la ruta que transcurre por el cañón del rió Tera y que sube hasta antigua presa rota. Cualquiera de las dos rutas parten de la misma zona y podemos informarnos sobre las mismas en el aparcamiento que hay al final del pueblo donde encontraremos paneles informativos con todos los datos de las mismas.


Esta es una imagen del lago en diciembre donde se ve en primer termino una de las playas que en verano se llena de gente y que en invierno tiene una imagen radicalmente distinta, solitaria y evocadora. Costaría decidir que imagen es mejor si la del verano con su sol y su turismo o la del invierno solitaria y por que no casi mágica. A mi me cuesta decidir.





1 comentario:

  1. Gracias por tu visita. Feliz y viajero 2011.
    Muy buenas fotos las del post.

    ResponderEliminar