2 nov. 2011

GRANADA.PARA VOLVER

"Dale limosna mujer que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada".
Con este verso de Francisco Alarcon de Icaza se podría resumir de una forma bastante exacta lo imprescindible de poder ver todas las maravillas que esconde esta ciudad que rezuma historia por todos sus poros. Una historia tan importante como que este fue el ultimo reducto Árabe en la época de la ocupación musulmana. Aquí se atrinchero el mítico Boabdil, ultimo Rey de la dinastía Nazarí y que prefirió entregar la ciudad a los cristianos antes que verla reducida a cenizas. Y acertó porque si no probablemente se habrían perdido para siempre parte de sus joyas.

La ciudad de Granada se camina bastante bien. Comenzando en el centro, la primera parte de nuestro recorrido puede ser visitar el casco antiguo en el que encontraremos numerosos rincones dignos de hacer un alto y simplemente detenerse a observar y empaparse de historia.



Dentro del casco antiguo y muy cerca de la Catedral es una verdadera sorpresa encontrarse en plena Alcaicería. Esta es un entramado de estrechisimas callejuelas donde se encuentra el Zoco.
Este es un mercado de artesanía en el que parece que de repente estas en cualquier ciudad arabe,inmerso en un ir y venir de gente buscando alguno de los productos que aquí se ofrecen. Sencillamente es una delicia.



Esta es una vista del Zoco de artesanía donde se aprecia la estrechez de sus calles plagadas de productos típicos.

En las imagenes anteriores podemos ver una recoleta plaza y parte de la famosa Calle del Darro antesala del Albaicin.





Cerca de el Zoco se encuentra una zona del casco antiguo plagado de teterias y confiterias donde se venden dulces típicos de Marruecos que merece la pena probar. Simplemente el hecho de dejarse llevar y callejear por esta zona, mezclandose con visitantes y autoctonos ya es una maravilla.

Una vez visitado el casco antiguo ya nos dirigimos hacia el famoso barrio del Albaicin, pasando por la famosa Carrera del Darro, calle de la que dicen que es la mas bonita del mundo. Es una calle que divide las dos colinas una la que alberga la Alhambra y otra donde se sitúa el Albaicin plagada de puentes de piedra que salvan el rió Darro y donde podemos visitar unos bonitos baños Árabes, El Bañuelo.

Al final de la calle comienza una pronunciada subida, no apta para cardiacos, que nos lleva a la parte alta del Albaicin y al Sacromonte donde visitar las famosas cuevas donde ver espectáculos flamencos.

En la parte alta del Albaicin se encuentra el mirador de San Miguel, esta si que es una visita imprescindible ya que desde aquí se pueden ver las vistas mas espectaculares de la Alhambra y su entorno. Además aquí hay mucha animación con mercadillos y alguna que otra deliciosa terracita donde reponerse del esfuerzo de la subida.







Esta imagen espectacular es la que veremos desde el mirador de San Miguel. La fortaleza roja, alli donde dice la leyenda que Boabdil vertio sus lagrimas por tener que dejar atras esta maravilla. Su fastuosa estampa con Sierra Nevada al fondo y la ciudad de Granada a sus pies forman probablemente la image mas espectacular de España, si no del mundo.

Una vez visitado el albaicin y recorrido suas callejuelas descenderemos en un agradable paseo hasta de nuevo el casco antiguo. Es hora de reposar, relajarse tomando un te y probando alguno de esos dulces que hemos visto al principio del recorrido. Simplemente genial.









1 comentario:

  1. Hola Carlos soy Maika me ha encantado todo cuanto has ppuesto de mi tierra, lindas todas las fotos y maravillosa enhorabuena, espero que lo hayas pasado muy bien te deseo lo mejor esta amiga dandote la enhorabuena otra vez y las gracias por tan lindo blog y tan bellos un abrazo Maika-

    ResponderEliminar