8 nov. 2009

LOS ARRIBES DEL DUERO
















Siguiendo en la provincia de Zamora no podemos dejar de visitar los Arribes del Duero. Esta es una zona tambien un poco desconocida pero que merece una visita.





Los arribes o Las arribes, como querais, es la frontera natural que separa España de Portugal mediante el rio Duero, que en esta zona forma profundisimos cañones que dan lugar a una sobrecojedora vista, bien por lo espestacular de la zona o por la sensacion de aislamiento que produce.










Cuando realizamos este viaje nos alojamos en Zamora capital, ya que no hay mucha distancia hasta los arribes y de paso se debe hacer una visita a esta ciudad castellana que tiene un casco antiguo muy bonito y bien cuidado, rematado por su catedral que posee una cupula unica en España formada por una especie de escamas. Sin duda una joya del romanico.










Pero volvamos a los arribes que es el motivo de este comentario. En Zamora nos alojamos en el Hotel Dos Infantas y desde alli planificamos nuestra ruta.





Tomando la nacional 122 y durante no muchos km se llega al desvio en direccion a Miranda do Douro. Antes de llegar atravesaremos un puente de hierro que creo recordar diseño Eiffel, el de la torre esa de Paris, jeje, bueno bromas a parte, la vista del cañon en esta zona es espectacular, y bien merce la pena detenerse y plasmar la vista en una foto.










Una vez llegado a Miranda, no debemos irnos sin hacer una visita al la poblacion y recorrer la zona donde se encuentran todos las tiendas que dan fama a esta localidad portuguesa, aunque la actividad comercial parece ahora menor.





Despues de reponer fuerzas en una de los numerosos restaurantes, nos dirigimos a la parte baja del pueblo donde esta el embarcadero desde donde parten los barcos turisticos que hacen travesias por el rio Duero. Esto es realmente bonito ya que primero te hacen una demostracion de cetreria con un buho real y luego te invitan a una degustacion de vinos de la zona,(que estan muy buenos por cierto), todo esto antes de subir al barco y realizar un recorrido por el rio.





En el transcurso del paseo, te ves inmerso en el fondo del cañon en el que reina un silencio total, solo roto en alguna ocasion por el graznar de algun ave de la zona, ya que el barco es sumanente silencioso para respetar el habitat de la zona. En el barco te dan explicaciones sobre la historia de la zona, modos de vida, fauna etc.La verdad merece la pena hacer esta travesia.










Una vez visitada esta zona, nos acercamos hasta Fermoselle un poco mas al sur pasando por Bermillo de Sayago. Desde Fermoselle se coge una carretera local llena de curvas hasta la localidad de Pereña y desde aqui parte un camino de tierra por el que hay que circular con sumo cuidado si no queremos quedarnos sin coche, a no ser que tengamos un todo terreno, y llegamos a una zona espaectacular de las arribes, el llamado Pozo de los Humos. Esto es una cascada con una altura que sobrecoje y que va a parar al fondo del cañon. El conjunto del entorno y la cascada hacen un lugar de gran belleza y hasta un poco misterioso si dejamos volar la imaginacion.





Nosotros descendimos por un barranco justo hasta el borde de la cacada. Merece la pena siempre y cuando se este en buena forma fisica que luego hay que subir y la distancia es considerable.










Para rematar el viaje y una vez visitado Zamora capital hay que probar los callos a la zamorana que no os defraudaran.Bueno aninarse a visitar esta zona que es bien bonita y esconde Rincones de Viaje muy pintorescos.Hay quedan algunas fotos..





No hay comentarios:

Publicar un comentario